Variedades de café

Variedades de café

 Todo comienza con el grano de café

Granos de café

Los baristas saben que el sabor perfecto es el resultado de usar café fresco en grano recién molido para cada taza.

Las tres variedades principales de café son: Robusta, Arábica y las diferentes mezclas. Hoy en día existen algunas variedades más. Todas estas variedades se preparan a partir de mezclas, que se combinan con otras variedades de menor coste para ofrecer un nuevo sabor y aroma.

ARÁBICA

Los granos de esta planta se consideran de calidad superior y ofrecen un café muy sabroso y aromático. Cultivada óptimamente a una altura superior a 1.000 metros sobre el nivel del mar, la planta Arábica es más exigente en cuanto a sus condiciones de crecimiento y más cara. El café Arábica es bajo en cafeína y acidez y rico en sabor y aroma.

ROBUSTA

En comparación con la variedad Arábica, el café Robusta es menos sabroso y menos aromático. Por eso no se suele usar en tuestes de café gourmet, pero sí como grano de 'relleno' para cafés instantáneos para reducir los costes de los torrefactores. El Robusta tiene el doble de cafeína que el Arábica y a menudo es él a quien se agradece la espesa crema que cubre un espresso.

MEZCLA

Al mezclar variedades de café para perfeccionar el sabor, hay que combinar granos que se complementen simbióticamente entre sí dando por resultado un mejor producto final.

Café molido

El café se puede comprar premolido con diferentes niveles de tostado y grosor.

El grosor del molido es crucial para el sabor, el aroma y la calidad del café. Podéis comprar o moler el café con un grosor o finura que se adapte a vuestro gusto: un molido más fino ofrecerá más sabor y aroma, pero también más amargura. Con un molido más grueso, el café saldrá más suave.

CAFÉS ESPRESSO

Con un molido fino se puede extraer un intenso sabor y aroma del café y obtener, en tan solo 20 segundos, un espresso con abundante crema.

Fuerte. Combina bien con leche.

CAFÉ PERCOLADOR

Un molido medio permite que el café infusione en el agua sin adquirir un sabor amargo. 

Sabor y aroma medio

CAFÉ DE FILTRO

Un molido grueso permite que el agua se filtre lentamente con poca presión y se obtenga un café aromático como resultado final.

Un suave y armonioso sabor y aroma

Tuestes de café

Se ofrecen diferentes niveles de tueste para los tipos más frecuentes de café molido.

TUESTE LIGERO

Tueste más ligero y con un nivel de acidez más alto.

TUESTE MEDIO

El “tueste clásico” para muchas marcas de café molido ofrece un sabor más dulce y fuerte a la vez y se distingue por su combinación prácticamente perfecta entre acidez y aroma.

TUESTE OSCURO

Un sabor fuerte e inconfundible en el que se puede distinguir fácilmente el tueste aromático de los granos.

Almacenamiento del café

MANTENER LA CALIDAD

El aroma y el sabor disminuyen cuando el café está expuesto a aire húmedo y luz solar.

Qué hay que hacer:

El café en grano es más duradero que el café molido. Por lo tanto, lo ideal es moler solamente la cantidad necesaria.  

Qué hay que evitar:

Guarda el café en la nevera o congelador. Cuando está expuesto al aire ambiente, se forma condensación en el café frío y la humedad contribuye a una degradación más rápida del café.